« Home | Poesía: Octavio Paz » | Confesión » | Tarde de domingo » | Ilusión » | Textículo » | Poesía: Roque Dalton » | Ideas Peligrosas » | De la isla y para el mundo... » | Poesía: Gastón Baquero » | El día más feliz de mi vida »

Respuestas

El blog "Confesión" es una broma total, muchos lo han detectado así y eso les ha permitido disfrutarlo, otros no tanto y los ha sumido en una "Confusión" de la que solo podrán salir por ellos mismos. Espero.

Yo tengo un nombre, dos manos, dos piernas y una cabeza que trato de usar lo más concienzudamente posible. Soy cubano y vivo en Cuba y las personas que piensen lo contrario… tienen exactamente eso: una opinión. Queda de su parte el hecho de si pueden vivir tranquilamente con la duda o si tienen que lanzarse en una cruzada desesperada tratando de resolverla. Para los fanáticos de las apuestas, un emprendedor ha creado el sitio www.apuestasiescubano.com, a fin de cuentas a lo mejor se puede lograr algo lucrativo con eso.

"Nace este blog por la necesidad de pensar en voz alta aquellas cosas que a uno le parecen que deben ser dichas. En realidad mis palabras ni serán tan valiosas como yo quisiera, ni tan malas como desearían algunos, así que nos quedamos con la esperanza del vaso medio lleno y el deseo de batear sobre 300 (de 3 entradas al blog, al menos una que cuente y me haga llegar a primera, el que no sepa de béisbol que ignore esta línea)"

Con estas palabras comencé mi primera entrada en este blog en octubre del 2005. Como bien dice la expresión "pensar en voz alta", este es un blog que expresa mi opinión personal de las cosas, no es un blog periodístico y solo se apega a mi estricto sentido de la verdad. Es decir a mi verdad.

"Mi Isla al mediodia" no es un blog de política, como tampoco es un blog de cine o de libros, o de hípica o de cocina, a pesar de que puede ser que en algún momento yo escriba de alguno de esos temas (o incluso los mezcle todos si llego a estar bajo los efectos del alcohol).

Este blog no se ha escrito con un marcado intento localista, es decir no está escrito para los habitantes del Vedado, ni para los residentes en la Habana, ni para los cubanos de adentro, ni para los cubanos de afuera, ni para los malayos, ni los palestinos, ni los esquimales del polo norte. Es un blog escrito para cualquier persona que se sienta interesada por los temas que yo trato y que desee debatir sobre ellos.

Me encanta tener comentarios. Dan el sentido de una conversación virtual y muestran las opiniones de los demás sobre el tema en cuestión. No me sonrojo para nada al decir que he aprendido muchísimo de algunos comentarios que recibo, e incluso una vez escribí un post preguntando a ver si alguien recordaba el nombre de una película. Antes solía responderlos con mis propios comentarios, pero era en una época dorada en que solía sobrarme el tiempo. Después llegaron los trillizos y ahora apenas puedo postear cada dos días y así mantener vivo el blog. Sin embargo leo todos los comentarios y trato de alguna manera de tenerlos en cuenta en mis próximos post.

Yo no borro comentarios. Solo recuerdo haber borrado algunos span y un tipo que se puso a escribir malas palabras suplantando la identidad de otra blogera. Mi única política con los comentarios es que sean eso: comentarios. Si tienen una opinión buena de este blog, bienvenidos, si es una mala opinión, bienvenidos también. Yo también he tenido malas opiniones de algunos blogs pero como no me suele sobrar el tiempo pues simplemente no los leo más. Otras personas tienen más tiempo y dedicación. Bienvenidos todos.

Espero (después de todo soy un tipo optimista) que los lectores de este blog lleguen a él por los temas que trato y las cosas que cuento, no por el hecho de si soy o no un cubano perseguido tratando de pasar el texto de este post adentro de un trozo de pan por las narices de un carcelero. De todos modos les agradezco a todos la preocupación por mi seguridad. Que esas preocupaciones tengan sentido o no solo lo sabremos en el futuro.

Los que quieran saber mas de mi los invito a leer mis memorias que sin duda escribiré dentro de 20 o 30 años y que intentaré publicar a toda costa. No tengo muchas vivencias que contar pero al menos tengo un título que tiene gancho: "De cómo el cubano de la isla se sobrevivió a si mismo".

A todos los lectores que leen estas líneas y que aun así se sienten motivados a desconfiar de ellas solo me queda recordarles que el acto de leer este blog no es una aspirina que se toma por indicación médica (y que sabe a phuaaaaaaa) sino un acto totalmente voluntario y opcionalmente placentero.

Sin más

El cubano de la isla

Pd: Este post no es realmente muy interesante pero espero que disipe algunas dudas. A partir de ahora espero poder concentrarme en ideas productivas en los próximos post (La peli "Syriana" y un tremendo poema de Nicolás Guillén).

Tu quieres decirme que Sigiro Memareo no existe?

Que triste!!!

Bueno, creo que es la primera vez que escribo en tu blog.

Comencé a visitar tu blog (así como el del cubano por la izquierda, que está perdido de su blog) mucho antes de que apareciera la entrevista en la BBC, de cuya existencia me enteré un día que pasé por el blog de Magia. Y la verdad me preocupó un poco el asunto. No tanto por tu seguridad personal, que no me pareció que estuviera amenazada habida cuenta lo que escribes (aunque acaso sí podrían "meterse" con tu conexión), como porque la publicidad, que no favorece a nadie.

Como yo lo veo, y como lo has dejado claro, este es un blog personal similar a otros miles escritos por miles de personas en el resto del mundo. La "excepcionalidad" de tu situación geográfica es lo que ha causado el revuelo porque este mismo blog escrito desde Madrid no atraería la atención de la BBC.

Creo que lo has hecho bien hasta ahora. Unos posts me han parecido más interesantes, otros menos, es normal, pero en todos has mantenido tu individualidad y no te has dedicado a complacer las expectativas de nadie ni a confirmar estereotipos. Escribe de lo que te dé la gana, sea literatura, deporte, política, cocina o paracaidismo. Es TU blog y al que no le interese, que no lo lea.

Resulta cómico y a la vez triste como muchos quieren imponerte normas de comportamiento (para unos no eres demasiado "rebelde," para otros te dedicas a "difamar" al proceso) mientras pontifican acerca de la democracia, la tolerancia y la libertad de expresión. Si hablaran menos de esta última y se esforzaran más en ejercer su libertad de pensamiento, este sería un mundo más agradable.

Espero que no te termine sucediendo lo que a Andy, la salamandra que vivía en el zoológico en la novela de Capek "La guerra de las salamandras." Es uno de los episodios más simpáticos de ese libro, pero aclara como la notoriedad que brinda la prensa termina atrayendo a un público que puede envenenarlo a uno con sus buenas intenciones. En fin, con un poco de suerte, esto amainará en unos meses y seguiremos viniendo los que ya te leíamos de antes y algunos nuevos que sigan haciéndolo sólo por placer, sin esperar nada más.

Querido Cubano de la Isla,

Inevitablemente nos gustaría saber más de tí, lo cual va a ser difícil en el futuro inmediato.

Si realmente tienes trillizos, tendré que darte la enhorabuena, y advertirte de que por esa vía se te puede identificar. No es común ser padre de trillizos.

Como punto de coincidencia tengo que decirte que tengo tres hijas, aunque no son trillizas.

Un abrazo.

Gabriel

Cubano de la isla:

Prefiero, y permíteme, llamarte "cubano de la isla", sin el ambicioso artículo "el"; e "isla" en minúscula, claro. Si omito dicho artículo se desdibuja más tu rostro, como cualquier rostro (pero no como un rostro cualquiera), quedando pues la intensidad de un rasgo (o el rasgo intensivo) de una escritura; escritura con cuerpo pero sin nombre. Havanacity te lo apuntó, con precisión, en un comentario cuando citó a Foucault: escribir para perder el rostro. Otra manera de decir también: vivir para perder el rostro. Nada mejor, contra los impertinentes, provocadores, e imbéciles, que seas uno y muchos a la vez, que no lleves sino un pasamontañas en tu escritura, que irrumpas con la fuerza del clandestino, que devengas de ti mismo ilegal, que cruces todas las fronteras, que conviertas las fronteras en umbrales y no en límites, que seas líquido, gaseoso (líquida, gaseosa), y no quieras convertirte en sólido estrato, en coágulo que desea significar y ordenar. Fuga, escapa, e incluso huye. Serás un japonés, un indio, un negro, una mujer, un niño, un perro, una piedra, serás aire: que todos los que llevan en su interior a un ministro del interior se queden sabueseando tus pistas. Como te gusta Cortázar, te lo evoco, que seas pues muchos cronopios y cronopias, haz lo tuyo, concéntrate en lo tuyo, y pasa de los mediocres, para ellos no hay peor ataque que la indiferencia.

Tienes el derecho de hacer lo que quieras, hablar de lo que quieras, ojalá que nunca intentando tampoco dictarle a los otros lo que deben hacer, imponiendo autoridad, queriendo devenir Ley. Perdona tantas sugerencias, y permíteme también terminar con una frase de Gilles Deleuze que lo dice mejor: "¿Por qué no tendría derecho a hablar de medicina sin ser médico si hablo de ella como un perro?"

Tal vez, eso: se un perro, escribe como un perro, puedes devenir "perro de la isla". Échate y escarba, se feliz en tu hueco.

Suerte, y adelante con tus proyectos.

Considerame un amigo.

Hola cubano de la isla, sólo decirte que por primera vez escribo pero, que no es la primera vez que coincido contigo. En esta ocasión, especialmente, al respecto de que "desde la llegada de los trillizos" todos tenemos menos tiempo para otras cosas.

Seguire leyendo tus cosas, mientras las haya. Felicidades por la perseverancia.

Concha

Bienvenidos guanbín,guanban y la beba
besos

la gallega de Florida, Camaguey

Bien dicho compatriota!
Leo y sigo tu blog desde antes de la entrevista que te hizo BBC, la cual logicamnete te ha dado mas notoriedad, no sabria decir si bien o para mal, pero de quee s un hecho...lo es.
Hace dias que me fastidia ese afan enfermizo (perdon a quienes se sientan aludidos pues no es mi intencion ofender a nadie)por saber si vives dentro (como yo misma) o fuera de Cuba, así como las ganas de encasillarte en defensor o detractor a ultranza de este pais y/o gobierno pero ayer cuando vi cuestinada tambien tu vida y parentesco familiar, me parecio demasiado y si no escribí hasta ahora fue unicamente por no haber contado con el tiempo para ello, que by the way, fue sin dudas lo mejor, porque la verdad es que me puse un poco caliente y pude hacer incurrido en la misma actitud irrespetuosa que critico en algunos de los que pasan por aquí.
Mi consejo, hoy con la cabeza mas fria y en total acuerdo con lo que he leido, sigue escribiendo lo que TU quieras que no a pocos nos gusta y mas allá del derecho de todos a tener una opinion de ello, a quien le disguste demasiado o tu identidad le qite el sueño (enter otras cosas, porque afortunada y felizmente, no tenga mas problemas o preocupaciones en su cotidiana vida)con no pasar por aqui tiene.
Un abrazo y mis mejores deseos en todo sentido.
Ah! y felicidades si es cierto lo de las trillizas!

Buenas a todos, soy el Notario. Mis comentarios en este Blogs, serán exclusivamente para cortar y pegar textos que nos ayuden a pensar. Desde ese momento, ya esos textos nos pertenecen. Disfrútenlos. Gracias.

La inundación

Virgilio Piñera


La Habana era un cementerio la noche del treinta y uno de diciembre. Excluyendo a los bien enterados (no creo que muchos) el resto de la Capital no sospechó que Batista huiría esa noche. La expectación (sin duda, fue una noche expectante) no era el resultado de una corazonada, es decir, presuponer que el Gobierno "haría sus maletas", mas por el contrario el resultado de una interrogación: ¿seguiríamos padeciendo a Batista a todo lo largo del año que ya se nos encimaba? Cinco minutos antes de las doce, dejamos el partido de canasta, y abrimos la sidra. Digan lo que digan, el habanero no combatiente descorchó y brindó por el nuevo año. No por ello habrá que anatematizarlo. El hecho de tomar una copa en circunstancia tan dramática contribuía a hacer más patente el drama que estábamos viviendo. Grité fuerte al hacer mi brindis: ¡Viva la Revolución! No lo hacia tanto por espíritu de bravata como porque en tal grito iban implícitos confianza y esperanza. Entre los que luchaban con exposición de su vida por la libertad de Cuba y los que anhelábamos dicha libertad había la íntima conexión de este grito ¡Viva la Revolución!, que horas más tarde se anunciaría triunfante.
Después, salimos a la calle. El reloj marcaba las doce y media. En 12 y 23, las gentes se mostraban silenciosas, a mil leguas del bullicio que significa una noche de Año Nuevo. Al pasar por la Avenida de los Presidentes, vimos pasar a gran velocidad varios autos del Gobierno. Dijimos: "Esta gente es la única que se divierte esta noche". Ni por un momento sospechamos que ya estaban huyendo.
De esta huida desenfrenada hay docenas de anécdotas. Sean ciertas o inventadas (para el caso es lo mismo) hay una que con el decursar del tiempo será antológica. La escena tiene lugar en casa del Presidente del Tribunal de Cuentas. Este señor daba una gran fiesta para despedir el siniestro 1958 cubano. Cien parejas invitadas. Ríos de champán y, presumiblemente, pases de cocaína. Rumbas frenéticas y lánguidos calipsos. ¡Después de mí el diluvio! Es decir, la Revolución. En efecto, a las cinco de la madrugada un amigo telefonea al dueño de casa para confiarle que Batista acaba de huir. Pero ocurre que el Presidente del Tribunal de Cuentas está tan borracho que toma la advertencia por broma, la tragedia por comedia. Y vuelve al salón y cuenta el chiste del amigo. Uno de los invitados, menos borracho, no toma la cosa tan a broma. A su vez, llama por teléfono, confirma la noticia -“Mane, Theces, Phares" reaparece al cabo de los siglos, en un palacete del Country. Desbandada general: las mujeres chillan, dejan olvidadas sus estolas y sus capas de visón; todos corren en busca de sus autos; los confundidos, se pisotean unos a los otros, se lanzan miradas de reproche, y todo eso a las cinco de la madrugada, es decir, con los restos de la noche y la terrible claridad de un día ominoso para ellos.
Y comenzó la inundación. Al principio, y a pesar del ímpetu avasallador que llevaba en si misma, se mostró como ese hilo de agua, rápido y zigzagueante, pero que al mismo tiempo el pie de un niño podría desviar de su curso. Cada cual, si no es inhumano, tendrá su opinión sobre las revoluciones. La gama es variadísima. Para éste habrán alcanzado su punto alto en el momento de la lucha clandestina; para aquél, cuando tengan cumplimiento las conquistas sociales por las cuales los hombres lucharon al precio de su vida. Para mí, que no puedo dejar de ser poeta, cuando el pueblo, como río desbordado se lanza a la calle con furia incontenible. A esto se podría llamar la "oportunidad del pueblo". Esta oportunidad se caracteriza, de un lado por la fraternización; del otro por el espíritu vindicativo. No bien la radio confirmó que Batista había soltado el Poder (es el verbo que conviene pues hubo que arrebatárselo de las manos) el pueblo se lanzó a la calle. Todo aquello que significó expoliación, es decir: parquímetros, casas de juego, vidrieras de apuntaciones: todo lo que traducía la opulencia insolente de los batistianos: residencias, clubes, fue tirado patas arriba, quemado. Cada treinta, cuarenta o cien años el pueblo es, por unas horas, el dueño absoluto de la ciudad. Durante esas horas el pueblo es amo omnímodo, con plenos poderes, con derechos de horca y cuchilla. Es un espectáculo grandioso por cuanto ve plasmarse inopinadamente ese sueño de Poder que él, también, quisiera detentar. Vi en la esquina de Carlos III e Infanta a dos hombres que desviaban los vehículos a su entero capricho. Había mucho de infantil en este juego pero también la añoranza en pequeño del gigantismo del Estado. Una mujer gritaba como poseída: "Yo hago lo que me sale del ... ", y lucía tan majestuosa e imponente como Isabel I mandando a decapitar al Conde de Essex. En el bar "Rock and Roll" (calzada de Ayestarán) vi a un nuevo Atlas coger la caja contadora y hacerla pedazos contra el suelo. Billetes y monedas saltaron alocadamente, pero ninguno de esos dioses justicieros osó apropiárselos. He ahí la honradez de un minuto sagrado. Como el cubano no es solemne no pasó, por ejemplo, lo que en Argentina a la caída de Perón. Allí la gente se abrazaba y besaba ceremoniosamente en las calles. Acá la gente se quitó la losa del pecho a grito pelado y no tuvo que llegar al acto de abrazar y besar pues nuestro pueblo está continuamente abrazando y besando con la mirada.
Y de pronto surgieron los milicianos. En este sentido, tuvimos sorpresas que llegaron hasta la estupefacción. Un mecánico que vive en el apartamento contiguo al nuestro bajaba las escaleras con el brazalete del M 26-7 y un revólver al cinto: como siempre lo había visto con otra clase de hierros, no podía dar crédito a mis ojos. Después supe que había expuesto su vida cien veces, que en su casa se confeccionaban brazaletes, tenían lugar reuniones secretas. Yo estaba maravillado. No pasaba un minuto sin que éste u otro “inofensivo" vecino de mi barrio apareciera armado hasta los dientes. He aquí la hora solemne del darse a conocer: "¿Pero tú también estabas metido en esto? Nunca lo hubiera sospechado... ¿Te acuerdas de mi hermano de quien te dije que estaba en Nueva York? Pues entérate ahora que estaba escondido en casa de mi sobrina". Y así por este tenor. Como si hubiera llegado la hora del juicio Final y todos nos reconociéramos. La gente más insospechada, esa de la que pensábamos que se limitaba a soportar la dictadura con los brazos caldos, surgía de todas partes al conjuro de Revolución -palabra mágica. Se contaban estos milicianos por centenas. La noche del día primero me ocurrió una pequeña aventura con ellos. Debido a la huelga general, declarada en horas de la mañana, me vi obligado a caminar desde mi casa en Ayestarán hasta el Parque Central. Al llegar a la esquina de San Rafael y Amistad, un miliciano me pone su fusil en las manos y me ruega tome su lugar hasta tanto él pueda regresar. Me ha confundido con uno de sus compañeros, pues llevo una camisa negra con adornos en rolo. Maquinalmente tomo el fusil y hago mi posta de veinte minutos. Como parece que las acciones bélicas no están escritas en el libro de mi vida, estos veinte minutos transcurren plácidamente. Sin embargo, yo me sentía en "situación". Me vino a la mente los paseos que Hugo cuenta en su Journal con ocasión de la Comuna de París en 1871. Aquí también, en la ciudad de la Habana, en una isla del Caribe, salía a respirar, a pleno pulmón, el aire de la libertad, y por supuesto, el olor de la pólvora.
En La Habana había tanta expectación por ver a los barbudos como aquella de los siboneyes cuando el desembarco de Colón. ¿Qué es un barbudo? -se preguntaban los habaneros con la misma curiosidad con que un romano de la decadencia se preguntaba: ¿qué es un bárbaro? El día dos de enero la Habana esperaba a sus barbudos, pero a diferencia de la atribulada Roma, los esperaba con los brazos abiertos.
¿Qué es un barbudo? habrá siempre que insistir sobre la pregunta. Y la respuesta nos pasma de asombro. Un barbudo --Fidel Castro-- no es ni más ni menos que Napoleón durante la campaña de Italia. ¿Y quiénes son Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Ifigenio Almejeiras, Che Guevara sino pura y simplemente Ney, Oudinot. Lannes, Massena, Soult...? En un siglo de guerras nucleares, los grandes capitanes no son concebibles. Sin embargo, Fidel Castro y sus lugartenientes, aunque parezcan anacrónicos, resultan tan reales y efectivos como la bomba atómica. Fidel desembarcando en las playas de Oriente es Napoleón mismo desembarcando en el go1fo Juan, es decir, el águila, "volando de campanario en campanario hasta París".
Al mismo tiempo los barbudos concentran sobre ellos la atención mundial. Para empezar: relegan el yulbrinismo a un plano muy secundario. Abundancia capilar, condottieri, César Borgia, Renacimiento... A propósito de esto: edades del mundo y cuadros de grandes pintores deambulan por las calles habaneras. Los tiempos bíblicos con Jesús y sus doce apóstoles, juntos o desperdigados, podemos verlos en la esquina del Hilton. Hay también Botticelli, Ticiano, Andrea del Sarto, Piero de la Francesca, Rembrandt y Durero... He visto en San Lázaro e Infanta a uno de los músicos del “Concierto Campestre" de Giorgione: un barbudo que frisa en la cincuentena puede ser perfectamente el autorretrato de Leonardo y ese otro "barbudo" lampiño de apenas quince abriles el de Rafael. Y todo esto al estado puro sin afectación, con maneras encantadoras y sin nada de la insolencia del "Miles Gloriosus".
Como era de esperar, esta inundación trajo la otra. Visto la circunstancias en que se produce (y de hecho se produce con cada cambio de gobierno) yo la llamaría la "inundación patética". Me refiero a los burócratas -posesionados o sin posesionar. Patetismo en los que tratan de retener su cargo: patetismo en los que luchan por encalarse. Común denominador de ambas falanges: guerra de nervios. De paso diré que uno de los "Doce Trabajos de Hércules" de la Revolución será el exterminio del monstruo de la Burocracia. Porque sucede que todos esperan todo del presupuesto nacional. Esta guerra de nervios se significa por intrigas, por bajezas, por lo que en lenguaje popular se denomina "empujadera", y también por humillación, por fracasos y por terrores ante el desempleo.
En sus aguas revueltas la gran inundación burocrática trae la fauna más variada: peces grandes y chicos, pulpos, pirañas devoradoras y ávidos tiburones. También tipos que nos recuerdan personajes célebres: el "judío Errante", "Falstaff”, “Tartufo", "El Buscón", "El Lazarillo de Tormes"; ranas de charco a granel. Madame de Maintenon a medio la docena, Saras Berhnard a tres por un centavo y Marylines Monroe regaladas. Este el aspecto cómico. El trágico se da en diálogos como el siguiente: "¿Desde cuándo viene usted al Ministerio? Pues vengo desde el primero de febrero" "¡Qué diré yo entonces, que vengo desde el 10 de enero! "¿Tiene esperanzas?" No crea, las estoy perdiendo: todos los días lo mismo, es decir "vuelva mañana, lo suyo camina..,"
¿Y qué decir de las caras? Reflejan atroces sufrimientos. Ese mismo sufrimiento de quien estando en un barco a punto de hundirse, no cuenta entre los elegidos a ocupar un espacio en los botes. Un viejo burócrata acostumbra pararse horas enteras debajo del arco de una escalera. Como el arco es demasiado bajo, el pobre viejo debe mantenerse encorvado, y esta posición parece la definición de la culpabilidad. Se comprenderá que altas razones de estrategia lo fuerzan: frente al arco de la escalera se ve una puertecita por la que saldrá, en el momento oportuno (Dios mío, ¿cuándo es el momento oportuno?) el personaje que tiene en sus manos (o que el pobre viejo se figura que está en ellas) su salvación. También escucho cuando una jovencita dice con cara despavorida a una amiga: "Te juro que hoy es el ultimo día que piso este Ministerio". Y todo este juramento y otros para volver al día siguiente, a las mismas sonrisas serviles, a las mismas puertas, a la misma desesperación. Este ejército encogido, este ejército con el arma precaria de la imploración defiende una causa, que las más de las veces, está perdida de antemano. Y detrás de todo esto; de la pulcritud de las ropas, lograda, Dios sabe a qué precio; de la falsa sensación de seguridad; de la obstinación en no darse por vencido, está el Hambre, el desamparo, la frustración y a veces, hasta el suicidio.
En estos días del triunfo revolucionario -mitad paradisíacos, mitad infernales- no podían faltar en la gran inundación los escritores. Me sorprendió grandemente que en vez de una gota de agua aportaran Nilos y Amazonas... No podía dar crédito a mis ojos. ¡Cómo! ¿Dónde yo contaba diez o doce habría que contar doscientos, acaso quinientos o quién sabe si mil? La inundación ilustrada (o la ilustración inundada, léase como se quiera) anegó en su mar de tinta las planas de los periódicos: en estos días se ha hecho más "literatura" en Cuba que en una década ¡qué digo! que en cincuenta años de República. No hay que aclarar que estos escritores son poetas de la Revolución o prosistas de ella, y la clandestinidad de sus escritos (salvo contadas excepciones) data del primero de enero. Y como es de esperar, también son ellos los que más ruido hacen, los que más exigen y los que más poder tienen. Este tipo de escritor, que de hecho es todo una fauna singular, lo es de pasada. Su verdadera personalidad habría que buscarla en el periodista o en el profesor. Dedicación máxima a lo uno o lo otro, y mínima al ejercito de la literatura. En tal sentido hemos visto, en estos días de inundación, hechos memorables. En una asamblea tenida en la Sociedad Lyceum llevaron la voz cantante, poniendo de manifiesto que en Cuba significa la misma cosa el escritor con obra hecha que el escritor sin ella; que la audacia es factor decisivo sobre la calidad; que ser escritor y nada más que escritor, es la negación de todo crédito, y que los empeñados en serlo tendrán la más amarga de las muertes: la muerte civil. Y tanto el verdadero escritor no significa nada en nuestro país que en una Mesa Redonda, promoteada (el adjetivo es atroz, pero hay que estar a tono) por el Canal Doce, sus integrantes eran: un profesor, una profesora y cuatro periodistas. El tema a discutir: Defensa de la Cultura. Revelador, no es cierto. ¿Así que ningún escritor? ¿Pero ni uno solo? Sin embargo, como tenemos fe en esta Revolución pensamos que ella no es niveladora de un plano único, y que las cosas, en el literario se podrán en su punto. El buen escritor es, por lo menos, tan eficaz para la Revolución como el soldado, el obrero o el campesino. Sépase, pues, de una vez por todas

Cubano, conoci tu blog por la BBC, luego un domingo de aquellos que parece que la semana no empieza nunca, me sente e lei muchas de las entradas anteriores. Felicidades, te pondria un average de 400, si consigues mantenerte este anno asi, es posible que te conviertas en el Omar Linares de los blogs. Sobre los imbeciles que rondan el mundo, paciencia... Sigo acompannado tu blog, un grande abrazo,

Aqui, pasando, paseando y dejando algo. Felicidades por lo de la triple corona colega.

Hola Cubano:

Pasa olímpicamente de los comunistas, los social demócratas y los imperialistas.
Atento a las opiniones de los cubanos con sed de expresarnos, comunicarnos, entendernos.
Ya sé que mientras se está en Cuba uno no se acostumbra a las críticas ya que son ilegales, pero cuando estás fuera de la isla más bella del Caribe, uno se acostumbra a decir lo que piensa, aunque desafortunadamente hay quien no sabe hacerlo con respeto y sin ofender.
De la desconfianza no te asombres, Somos víctimas de paranoia colectiva. Todo el mundo es de la seguridad, todo el mundo miente, todo el mundo espía... Desgraciadamente habrán de pasar muchos años para que podamos desintoxicarnos de tales males. Mientras tanto alégrate de la polémica que has provocado. Que hablen bien o mal pero que hablen.
Ya lo decía Martí con ese halo de filósofo que siempre tienen sus escritos:
"Triste debe ser no tener amigos,
pero más triste debe ser no tener enemigos..."

Echale un vistazo al blog que hemos creado en conjunto un grupo de cubanos. Se llama todo el mundo habla y sería un honor contar contigo como colaborador y por supuesto está invitado cualquiera que tenga ganas de dejar su penamiento por allá:
http://cuba21.blogspot.com

Un beso grande, mucha suerte y mucha magia...

Mudo espio, mientras alguien voraz, a mi me observa.
Carlos Pellicer

Querido cubano de la isla, si jugar a "mentira" o "verdad" te ha entrenido a mi costa y a costa de otros muchos, pues bien. Allá tú con tu blog, como dicen algunos de los comentarios anteriores. Al fin y al cabo es tuyo. Sin embargo, no me parece plausible esa actitud. En cualquier caso, dejame que insista, porque tengo constancia de ello por partida doble y triple, que si borras comentarios, no por SPAM, sino tal vez por incómodos. Durante estos días de "confesión" he podido comprobar como comentarios que eran enviados a tu blog desaparecían en unas horas.

Es una pena, porque mi dura crítica a tu confesión y a tu "farsa" esta motivada en principio por la desilusión. La desilusión siempre llega tras la ilusión. La ilusión llegó por ver como en medio de una isla enmudecida, se podía alzar una voz individual, que le habla al mundo en primera persona. Arrojar sombras sobre esa voz es algo que no debieras haber hecho. Acallar criticas y comentarios provocados por tus opiniones tampoco. Sigo diciendo que al fin y al cabo, eso es un blog: Contar, ser leído, provocar opiniones, y recibir de vuelta esas reacciones. Así es la fórmula orgánica de un blog, y eso lo hace diferente a otras formulas. Personalmente puedes anotarme entre los disidentes de tu "causa", sea cual sea esta, porque me consta que has borrado comentarios y eso no me gusta, no te me hace de fiar.

Por último, dices que no eres un blog de política, y sin embargo, tu entrevista para la BBC gira única y exclusivamente entorno a la política. En un mundo donde casi nadie tiene posibilidad de hacerse oir, el que tiene esa oportunidad, tiene también una gran responsabilidad porque sus opiniones hablaran en nombre de los sin voz.

El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo.
Proverbio chino

Kikigol que pesado eres compadre a ti qué te importa dónde está este cubano! Si tanto de desilusiona no entres más, no sufras con lo que otros gozamos!

No obstante te mando un beso, mucha suerte y mucha magia, que al parecer la necesitas...

Hola, Cubano de la Isla,

¿Será posible que alguien se haya creído la historia del japonés?

En la escritura no tenemos la ayuda de las claves extratextuales de la conversación directa. Sin embargo, un lector observador debería de distinguir fácilmente la broma, el sarcasmo, la camaradería, y todas esas cosas que nos hacen más humanos.

¿O no?

Gabriel

Cubanito en la islita de tu mente:

Realmente es fantastica tu capacidad de inventar cosas, pero tomandolo en serio, es meramente imposible que este blog disidente exista en Cuba. Eso se lo dejamos a los ingenuos, con una extraccion de aficionados se descubre tu IP y estas listo mi hermano. Asi que echale ese cuento a otro. Si fue un enganche muy bueno y dio resultado. Ahora te toca seguir posteando cosas que ameriten seguir leyendo este blog.

Gabriel, no te sorprendas, la mayoría de las personas, aunque parezca que sí, no saben leer. Este evento te lo demuestra. La gente lee desde protocolos muy mecánicos, miméticos, confunden el referente con la referencia, leen sin ironía (se vive sin ironía), no captan los pactos ficcionales, le piden "vida real" a un texto sin comprender que sobre todo lo que está aconteciendo es "cierta aventura del lenguaje". Exigen documentalismo, verismo, ansiedad por las "malas lecturas realistas", en fin, un montón de cosas más. Saber leer, para citar a Piglia, es saber asociar. Saludos.

Querido Alberto,

Quizás saber leer sea incluso más difícil que saber escribir. También yo tengo que entonar el "mea culpa." Muchas veces necesito releer para entender, porque en la primera lectura entiendo lo que quería entender y no lo que me decían.

¿Qué difícil es la comunicación?

¿O será que simplemente tenemos ganas de enfadarnos con alquien?

Si la gente se "entendiese" no habría tantos problemas.

Un abrazo.

Gabriel

Quisiera hacer una pregunta a los que viven en la isla.

En el blog de Magia (cubaparaisoperdido.blogspot.com) en Diciembre de 2006 he visto un magnífico documental alemán sobre los "mecaniqueros."

Me encantó la humanidad de las personas retratadas; y me entristeció la durísima realidad que se refleja.

Sin embargo, algunos de los hechos documentados me resultan difíciles de creer. ¿Es posible que sea preciso hacer un interruptor con un tubo de dentrífico?

Mi pregunta es: ¿Son veraces los hechos documentados?

Si realmente son veraces, la siguiente pregunta es: ¿Suceden anecdóticamente o son habituales?

No recuerdo cosas semejantes ni siquiera durante la pobreza extrema de la post-guerra española.

Un saludo.

Gabriel

cubano en la isla,

me encanta leer tu blog! no dejes de hacerlo y no le prestes atencion a los envidiosos. No soy de Cuba, pero mi familia lo es. vivo inexplicablemente enamorada de un pedazo de tierra que jamas he visitado. leer tu blog me parece una visita virtual a esa isla . me rio, me divierto y con el blog de las cucarachas hasta lloré.

ojala que algun dia puedas publicar un escrito en este, tu blog, con tu nombre en letras MAYUSCULAS. que la vida los premie con todo lo que tu y J deseen.

Magaly

Gabriel:

Saber leer es saber escribir, de ahí que se pueda ser escritor sin escribir eso que aun llaman "literatura". De paso recomiendo para quienes me lo permitan, "El último lector", libro de Ricardo Piglia publicado hace poco por Anagrama.

¿Saber escribir es saber leer, es decir, la recíproca de la primera frase también se cumpliría? Lo dudo, pero es sólo mi respuesta después de algunos años "escribiendo", e impartiendo talleres.

Saludos.

El cubano de la isla está enfrentando un clásico episodio de celebridad, a baja densidad. La BBC le da un espaldarazo por la calidad de su propuesta, la poderosa convocatoria funciona, y una cantidad de blogonautas visitan y dejan sus opiniones, por estas opiniones es fácil suponer la enorme cantidad de visitas que no dejaron respuesta, pero leyeron. El éxito de este lugar y de su autor son incuestionables. Enseguida aparecen los "amigos de Cuba" que en realidad son otra cosa y crean dudas y se quejan de todo lo que se les ocurre con tal que sea descalificante. Se ha abierto una tribuna y hay que cerrarla, piensan ellos en su afán mordaza, exitosos en mil casos. Han llegando a exigirle al dueño de este lugar cosas que no se propuso. Tampoco han tenido la cortesía de concederle al autor ni un solo mérito, todo lo contrario, para ellos estar bien escrito y bien diseñado es prueba acusatoria. Otras almas, quizás ingenuas, quizás excesivamente formales (viven en un mundo de leyes, orden y respeto al prójimo) también han cuestionado detalles seudo éticos, cuando en realidad lo que hay es mucha incomprensión de las claves literarias del autor y sus travesuras. Y mucha gente que ha dicho lo que piensa. Miami, el gobierno de La Habana y sus amigos del exterior, y los amigos de Cuba la de todos los cubanos también han tenido una oportunidad de cruzar palabras, otros han pasado diciendo adiós. Imagino que todos se han entretenido bastante. Es lamentable que algunos lectores se estén perdiendo las delicias del sitio, por sus oscuras obsesiones que los analistas de opinión desde sus oficinas en Plaza no aprovechen la oportunidad de tomar el pulso de diferentes sectores en lugar de sofocar este sitio. Ellos se lo pierden.

Un fuerte abrazo a tirios y troyanos desde mi zona neutral.

PS. Calificar este espacio de disidente es un exceso, algunos disidentes de derecha e izquierda han puesto sus opiniones aquí, pero el cubano de la isla ha mostrado una autosensura que le sumba la berenjena en todos sus escritos. Quizás él sea o no disidente, pero por sus escritos es imposible esa calificación.

JAAD, me parece que se te fue la mano con el lenguaje. Si bien pienso que no es óbice para que te comprendamos, pienso que pierde un poco tu propuesta sino sigues el habla coloquial que caracteriza este blog. Espero que no se me malinterprete este comentario, esta hecho con la mejor de las intenciones y con el mejor de los deseos de que el blog escrito del alter ego de ¨Sigiro Memeo¨ (o era mareo):):) no pierda esa frecura e interes que lo caracteriza.

Por otro lado, cubanito, defecate tranquilamente en todos los que no te leen por el placer de conocer tus (nuestras, que a veces coinciden) opiniones, sino por motivos mucho más ¨bajos y oscuros¨.

Si, ya se que a pesar de lo que le dije a JAAD mi escrito carece de originalidad, sentido de la estructura y adolece de algunas palabritas altisonantes, pero que le voy a hacer, es solo reflejo de mi pensamiento, asi que imaginense :):):):)

Yomismo

Querido Jorge Alberto,

Tu trabajo como escritor, y también como docente en un taller de escritura, debe ser apasionante.

Yo también soy escritor...a mi manera. Escribo libros de carácter altamente técnico y en inglés. No creo que sea literatura, porque no busco la belleza sino la eficacia en la transmisión de información.

En mi experiencia, escribir es muy difícil. Y lo malo es que cada día me cuesta más trabajo.

El problema está en no dejar rastro de sudor. Cuesta muchísimo trabajo hacer que la lectura sea fácil y fluída. Cuando esto se logra, se produce la falsa ilusión de que la escritura también ha sido fácil y fluída. Creo que la clave del buen escritor consiste en perfeccionar ese engaño.

Me olvidaba del meollo de la literatura: la belleza. En mi caso, como escritor, ese objetivo lo veo muy distante. Con ser capaz de comunicarme ya tengo bastante.

Un abrazo.

Gabriel

Recuerdo una noche en un conversatorio en Casa que Julio Cortazar aclaró que trataba de despojarse de los estilos y llegar a una expresión natural del habla en su escritura.
No todo el que escribe tiene una voluntad de estilo, ni lo conversacional es un pecado, Joyce aspiraba a escribir como la gente hablaba y, ustedes saben que su escritura terminó como un flujo de pensamiento. Conversar con Lezama o leer un escrito ligero suyo, era mucho más disfrutable que su gracianesca y gongorina prosa habitual, escrita claro está para pelear por una posteridad, que al fin se le ha rendido. A mi me encantaba conversar con Manuel Galich por sus gestos, sus ademanes, era todo un estilo. Cuando se escribe, si no se es un parodiante de primer orden, queda reflejada nuestra personalidad.

Desde el primer momento que lei aquí a Jorge Alberto Aguiar Díaz me di cuenta de su deseo de ser escritor, deja constancia y rastro de ello en casi todo lo que ha escrito en este blog. Con tal vocación tiene garantizado un puesto, no muy lejano, en el estanterio de los escritores nacionales. Quizás ya tenga en la gaveta (o en el disco duro de su ordenador) las obras catapultantes. Con calidad y empujando se llega a Roma.

Un fuerte abrazo de un lector intrascendente.

Querido Gabriel

Quedé sorprendido cuando lei fragmentos de legajos escritos por Kafka y presentados en los tribunales de Praga, eran absolutamente identicos a esa prosa clara, antiseptica con que conocemos hoy al grande escritor. Su suave ironia, su absurdo, se impusieron como su estilo, pero la trasparencia y precision estuvo siempre en su escritura y es responsable, en parte, de su gloria.
Por tanto, y tomando en cuenta los parametros funcionales del espacio tiempo que definen y establecen las categorias de los escritores y bla, bla, bla...
Declaro solemnemente que un redactor de textos cientificos sí puede ser escritor, y producir una obra literaria de calidad, tanto Kafka o el ya mencionado Lezama que tambien era abogado, o el ya mencionado Cortazar, que era traductor de la Unesco en Paris, y un largo etcetera terminaron creando una obra trascendente. Claro un animador de talleres literarios por que no va a ser tambien escritor, como lo puede ser una persona de cualquier oficio con tal que sepa leer y escribir.

Un abrazo.

NB Pido perdon por la ausencia de acentos, escribo desde una laptop que compré de segunda mano en un soco marroquí y poner aquí un acento es más difícil que leer los códigos del cubano de la isla para "ver" donde está ubicado. Soy analfabeto, pero no total. Gracias

A anonimo de las 5:31 del 10 de febrero. por que no pruebas que el cubano de la isla no esta en Cuba si puedes hacerlo? A mi me interesaria saber.

Querido Anónimo:

Creo que eres cubano por la ortografía de la palabra "soco." Nadie en el norte de España lo hubiese escrito así.

Muchísimas gracias por elevar los escritos científicos al nivel de literatura. Aunque sigo pensando que para que exista arte debe de existir, no ya belleza, sino emoción. A duras penas puede emocionar un escrito científico.

Escribir como se habla tiene que ser dificilísimo. Para empezar existen una serie de convenciones ortográficas muy ineficaces para transmitir los distintos acentos y pronunciaciones.

La ortografía encorseta el lenguage haciendo que los intentos de imitar el habla sean bastante fútiles.

Cuando alguien logra escribir como quién habla, ha de recibir nuestro aplauso.

Por otra parte, escribir patentes o textos legales y traducir son magníficos ejercicios para lograr una técnica depurada.

Primero hay que saber contar y después hay que tener algo que contar. Es muy difícil encontrar algo interesante que contar; pero es mucho más difícil contarlo bien.

Hace falta humildad para escribir bien. Cuando falla la transmisión de ideas entre el escritor y el lector, la culpa no es del lector por entender mal, sino del escritor por explicar mal. Los lectores son nuestros jefes y a ellos nos debemos. A fin de cuentas son los lectores los que van a gastar su tiempo y su dinero para leernos.

Un abrazo.

Gabriel

Si resulta que el cubano no esta en la isla o borra posts que no le gustan, nadie le puede quitar que sigue teniendo talento. Por lo que me pregunto: ?que necesidad tiene de decir esas mentiras bobas? En mi opinion, no es un hombre perfecto. Nadie lo es. Una falla que le he notado es que es bastante vano y le gusta ser el centro de atencion, buena y mala. Pero el mismo lo admitio en un post que decia que los que escriben blogs estan interesados en una opinion solamente, la suya. En pocas palabras, tiene un ego bastante saludable. Eso dice mucho de una carencia interna que puede tener. Yo y otros hemos dicho en el pasado que nos ha parecido que algunos de sus escritos son muy parecidos a otros mas conocidos (para ser especificos, su escrito "El derrumbe" es muy parecido a uno de Borges). Pero reitero, eso no le quita el talento que tiene. Un buen reportero narrativo dijo una vez que un editor lo habia sorprendido haciendo cosas en su trabajo que no debia hacer y le dijo que simplemente dejara de hacerlas, que el no tenia necesidad de ello porque tenia suficiente talento.

ughhh mi post anterior es una miercoles. la mediocridad intelectual se me esta pegaaaaaaandooooo!!! la culpa es de mi jefe, un gringo desabrido en todos los sentidos y estos comentarios. salvate cubano! bye, bye. sigue posteando cosas inteligentes.

Hola a todos.

Que interesante el tema que se anda comentando por aquí… oye Gabriel si que es difícil decir que es literatura como arte y que no… muchas veces escribimos como hablamos, en estos mismos post, por ejemplo, y yo lo veo como autoexpresión, no literatura. Cuando escribimos a alguien que le amamos, etc. hay sentimiento… pero es autoexpresión o literatura? es decir se puede hablar de arte?

Por otro lado me he dado cuenta que hablar de ‘lectores’ es hablar de un abstracto. Que son ‘los lectores’? Los lectores son múltiples y la aprobación de una mayoría en el momento presente no asegura la calidad literaria y mucho menos la permanencia de una obra. Cuantos autores (artistas en general) no se murieron en la pobreza siendo descubiertos por generación posteriores a la suya? He escuchado hablar también de la sinceridad a la hora de crear como lo que aseguraría la calidad (que no el éxito) de una obra… muchos de estos pobres artistas que siguieron creando aunque no tuvieran aceptación porque confiaban en que lo que hacían tenia un valor… pero esto creo que puede ser también un pensamiento ingenuo… quiero decir creo que todo no se reduce a eso. Quizás es una mezcla…

No tengo respuestas, esa es la verdad. Me sigo preguntando que hace al arte, arte en si. Y a la literatura?

Saludos,

He leído al notario… y me ha parecido muy bien. Una buena idea, diferente y una manera otra de hablar a través de textos escritos por otros… me quedo pensando que para los cubanos seria una inteligente manera de violar la censura… me alegro por el notario y espero esas citas en los próximos posts... saludos.

El comentario de kikogol me llama mucho la atención. Tampoco yo me fiaría si cubano de la isla borrara comentarios… digo, suficiente censura tenemos ya (mas la autocensura). Quisiera sin embargo dar espacio a la duda y pensar en la posibilidad de que la definición de ‘comentario’ de cubano de la isla sea bastante amplia y no sea ‘molestos’ lo que lo haya movido a borrar comentarios.

En cualquier caso seria una pena, tal y como dice kikogol, que se repitieran a nivel de individuos los mecanismos del poder (gobierno, institución) para acallar…

No, no quiero pensar que caigas en ello cubano de la isla. Mucho de tus posts me han gustado realmente y creo que has respondido muy bien en otras ocasiones… y claro respeto mucho tu espacio de libertad para expresarte en este blog y me parece muy bien que lo reiteres a todos.

Hacer uno de nuestras libertades y derechos conlleva responsabilidades. Es de eso de lo que habla kikogol?

Mejor quedo esperando esos posts sobre la peli y el poema…

Muchas obras literarias, hoy consideradas clásicas, en su momento no fueron creadas con la intencion de hacer arte, pero el tiempo (lectores, crítcos, cambios sociales, etcétera) que intervienen en la carbonización de la obra de arte, las hace reflotar, a veces episódicamente, son los famosos redescubrimientos de tal obra o autor después del olvido. También tenemos la experimentación, donde el autor petardea lo que que se considera serio y lanza una nueva propuesta, a veces le reconocen su empeño, otras al cajón del olvido. Pero nada de esto tiene que ver con la calidad o la belleza, sobre todo esta última, criterio que se ha hecho polvo en el universo estético, junto con su compañera, la perfección. Lamentablemente decir bella o perfecta o incluso "de calidad" es casi hablar en el vacío estético a que nos ha llevado el postmodernismo, ahora en su fase agónica, con el concepto de "documento de arte" y "apropiación", entre otras muchas joyas por el estilo. Señores, hagan cualquier cosa, que si usted, como autor lo decide, es una obra de "arte" y por favor basta ya de hablar de plagio, influencia, y todo ese legalismo, "aprópiese" de lo que le convenga. Estas patentes de corso del postmodernismo han trastornado las nociones esteticas en que veníamos apoyándonos hace unos cuantos siglos. Y lo peor de todo es que el postmodernismo es un estado del espíritu, fatal e inevitable, por suerte le queda poco. Según algunos expertos en filosofía del arte, entraremos pronto en una etapa neo romántica, que es la que, según ellos, corresponde después de esta fase actual ya en plena degeneración y agotamiento postmoderno.

Un fuerte abrazo postmoderno y neo romántico.

Havanascity:

Muy atinados (y precisos)tus comentarios

Me parece muy bien eso de tener mäs preguntas que respuestas

Saludos

Bueno, he abandonado los Grammys , me los encontre aburridos , solo valio la pena el performance de Sting , y ya! , adios a los tiempos de Michael Jackson, Barry White y Marvin Gaye, etc. y pase por los bloggs antes de acostarme , para leer un poquito y sin intenciones de comentar, pero si no lo hago, dormiria inquieta.

Resulta que como dice Gabriel, los lectores son los jefes de los escritores y que hace falta humildad para escribir bien(me encantas Gabriel) la vibra que absorbo de ti , es de un verdadero humanista.

He notado que en estos bloggs , netamente cubanos (y por eso de gran atraccion para mi),existe una competencia , de a ver , quien tiene mas prosa, quien es mas literario, y mientras las metaforas y filosofias sean mas profundas y dificiles de descifrar para aquellos no cujeados en estas cosas, mas felices se sienten, esperando que alguien (pudiera ser yo) salga con un comentario bobo, para , fuacata! aplastarlo contestandole "muy altaneramente"
como por ejemplo uno de los ultimos alegatos (porq. hay muchos)
que la mediocridad "intelectual"se le esta apagaaaandoooo!!!!!.
Cretina de casa del carajo, si tienes ganas de filosofar ,hazte un blogg donde SOLAMENTE LOS
INTECTUALES, registrados con su titulo puedan participar, o vete al blogg del GRAN Emilio Ichikawa, hoy por hoy uno de nuestros mejores intelectuales y filosofos que ha dado cuba en los tiempos mas recientes, y teniendo el estatus que posee, escribe para que todos lo entiendan.
Ahora bien, si es que este blogg es solo para sabiondos , diganlo , yo crei que podiamos aprender , y que por alguna imbecilidad, nos contestaran con maestria civilizada
no con degradaciones.
A mi me perdonan y todos los errores gramaticales y filosoficos
que cometa son derechos exclusivos mios "como autora" jeje!
Tengo un diploma en finanzas de la Universidad de Brown, pero en letras , soy fatal y en espannol , por favor , ya los expertos se habran dado cuenta.....
Al bloguero del medio dia, que si ya metio un "triple" , y sevolvio a embasar, que se quede quieto en 1ra, y ni intente robarse 2da , el sabe bien que Jiter y Miquel Caro en 2da base no son nada facil JIJI!

Bueno como dijo mi tocaya Maite en otro comentario , me voy a echar un tin de sal por si alguien me quiere comer JAAAAAAAAAAAAAAAAJ

Cubano de la isla:
Para aligerar el blog, ahora que se acerca el Día de los Enamorados, por qué no escribes sobre las posadas habaneras? Sigue siendo el lugar preferido para los cubanos templar? O sobre los mates en cines, parques, escaleras y el malecón? O para complacer a culona, cómo es ahora el jamoneo en los camellos?
Cubanito 20-07

Para seguir aligerando el blog, seis definiciones españolas sobre el amor:
1) El amor se llama al juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Joaquín Sabina, cantautor.
2) Amar sin deseo es peor que comer sin hambre. Jacinto Octavio Picón, escritor.
3) El amor es como la salsa mayonesa: cuando se corta, hay que tirarlo y empezar otro nuevo. Enrique Poncela, dramaturgo.
4) El amor es el único deporte que no se interrumpe por falta de luz. Noel Clarisó, escritor.
5) El amor es física y química. Severo Ochoa, científico.
6) El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es para morir. Jacinto Benavente, escritor.

Un rayo de luz: Acabo de leer en www.cubaencuentro.com que en un discurso pronunciado ante Raúl Castro, en la inauguración de la Feria Internacional del Libro de La Habana, el poeta y escritor César López mencionó los nombres de seis escritores cubanos fallecidos que habían sido eliminados de la historia oficial: Guillermo Cabrera Infante, Reynaldo Arenas, Gastón Baquero, Heberto Padilla, Severo Sarduy y Jesús Díaz.
internauta cubana

Te extrañamos y esperamos ansiosos tus ideas productivas (La peli "Syriana" y el tremendo poema de Nicolás Guillén).

SOBRE MECANIQUEROS

Acabo de ver en Youtube, Mecaniqueros, para mi se trata de una exaltación del delito menor tratado por profesionales de la cámara y del micrófono. Mientras nuestro pueblo se esfuerza por producir los bienes para toda la sociedad, estas personas al margen de su responsabilidad como miembros de una colectividad, se dedican a la gestión particular de lucrar en beneficio propio, ignorando el resto del esfuerzo nacional por superar nuestras escaceses. Los realizadores no presentaron a los nuevos ricos, sino estos patéticos ciudadanos, una vía fácil para conmover. En el cajón de la historia donde se depositan para su olvido, este “documental” tiene su puesto asegurado.

Un cubano EN la isla

Para en Anónimo que escribió sobre MECANIQUEROS:

Vamos a ver si ahora se me fue la mano en el lenguaje, o en la manera de decirle las cosas a quienes no dan la cara y se esconden en criterios tan fascistas.

¿Te envían a escribir cosas asi? !Qué manera tan pobre de leer el arte! Pareces uno de esos funcionarios (grises y negros) del Pavonato de todos los tiempos.

Por el estilo algunos anónimos que se publican en este blog.

Te reto a que asistas a mis talleres y plantees frente a jóvenes artistas este tipo de criterios.

Espero tu respuesta.

querida mariateresa,
no te preocupes que no tengo ninguna gana de comerte. si lees mi segundo post entero, dije que la culpa es de mi jefe. ahora, por ahi dicen un refran que cualquiera puede entender: "el que se pica es porque aji come". pero de verdad que no se por que te diste por aludida si tienes un titulo de Brown. have a nice day.

Para Jorge Alberto Aguiar Díaz

Es fácil acusar de criterio fascista cualquier convicción política firme.
No soy trompeta del Ministerio de Cultura ni de funcionario alguno. He leído políticamente esa obra de "arte" y he expresado mi opinión, como expresas la tuya. Me pareces un excelente intelectual, con mucha energía, nada gris ni oscuro, todo lo contrario, luminoso, presto a salir al paso a cualquier opinión que no te guste. Eso es bueno. Oteas cambios en el ambiente y, por si acaso, te fabricas tu historia. Sobre el compañero Pavon Tamayo no me ofende su mención, él estuvo al frente del CNC en un momento definitorio para nuestra cultura nacional, y el tiempo le ha dado la razón en muchas cosas. Opino que fue un funcionario honesto. Soy una persona mayor, con una profesión ajena a la cultura, pero no veo motivos para no ir y defender mis ideas frente a tus discípulos. Te aseguro que no sería un reto, sino un placer. Sólo que, ahora, a diferencia de los "mecaniqueros" mi tiempo se lo dedico a trabajar por y para mi pueblo. Más adelante quizás.

Señor Anónimo:

!Qué lástima que no tenga dos horas (o una tan siquiera)para asistir a un espacio donde podrías, frente a frente, debatir con jóvenes artistas las relaciones arte-ideología y/o arte-política, en un ambiente honesto, respetuoso, y sobre todo, riguroso, mucho más teniendo en cuenta que dices que sería un placer. Podemos también invitar a funcionarios de cultura, sería más interesante aun.

No es este el lugar para polémicas o enfrentamientos personales, por ello, pido disculpas a Cubano de la isla por esta intromisión en su espacio, pero no puedo dejar de decirle señor Anónimo, que no tengo por qué fabricarme ninguna historia, tengo la mía (que obviamente estoy seguro que no conoces por lo que dices y en el contexto que lo dices), y con ella me basta. Además, no voy a morder tan fácilmente tu provocación.

Saludos a los trabajadores del Ministerio.

De Cultura, se sobreentiende.

Bueno, me habeis criticado por el comentario que deje en este post y mi critica a la "mascarada" bajo la que se esconde el cubano de la isla, y la verdad que me da un poco igual, porque la "descalificación" no da ni quita razones, más bien se descalifica cuando faltan otros argumentos para discrepar.

Veo que "havanascity" ha entendido mi preocupación y porque estoy en contra del "anónimato" como púlpito para emitir opiniones. El anonimato es más bien una "barricada". Aquellos que pensais que mi critica esta "inducida" por alguna ideología política, porque considere que hay que acallar algunas voces "disidentes" o razones similares, os equivocais. Yo solo tengo una creencia: LA LIBERTAD. En ese sentido, la libertad de opinión es fundamental para mí. Yo PUEDO ASEGURAR QUE EN ESTE BLOG SE HAN BORRADO COMENTARIOS. Me consta que al menos 3 comentarios se han borrado. Parece que a la mayoría de vosotros no os molesta esa "manipulación" (por los comentarios que leo, ahora, ¿si hay otro "tipo de comentarios" que no se publican? tampoco podemos saberlo, ¿o si?). Si os molesta, como me molesta a mi, pues nada, pedirle al "cubano de la isla" que os explique sus razones. Seguro que con su inventiva se saca de la chistera una historia rocambolesca con la que reirse un rato mientras os lo explica.... pero cuando se os "apaguen" las risas, pensad que estareis premiando la manipulación, el control de la información, la mentira y el "anonimato", si eso os sigue dando risa, pues nada a vivir felices con los que os manipulen, os mientan, controlen vuestra información pero os hagan reir, porque de ese tipo de personajes nunca os van a faltar.....

The replica watch is handcrafted by Omega's horologist and takes about 540 hours to make such a watch. Its sleek De-Ville-style case is made of platinum, presented with a black alligator bracelet. But the highlight is the the central placement of the tourbillon. Just look at its photo, you will be stricken by its pearlescent appearance.

Publicar un comentario

Acerca de mi

Yo:el cubano de la isla
De:La Habana, Cuba
Soy:un tipo común que mira y mira y cada vez entiende menos

 

Ya Cortazar lo contó una vez de esta forma...


La primera vez que vio la isla, Marini estaba cortésmente inclinado sobre los asientos de la izquierda, ajustando la mesa de plástico antes de instalar la bandeja del almuerzo... Una isla rocosa y desierta, aunque la mancha plomiza cerca de la playa del norte podí­a ser una casa, quizás un grupo de casas primitivas. Empezó a abrir la lata de jugo, y al enderezarse la isla se borró de la ventanilla; no quedó más que el mar, un verde horizonte interminable. Miró su reloj pulsera sin saber por qué; era exactamente mediodía.