« Home | Como nacen las hojas » | Un chiste muy cubano.. » | Al César lo que es del César y al Duque lo que es ... » | el nombre de este blog » | nace la isla »

Diarios de motocicleta y algunas reflexiones

Hace poco tuve el placer de ver la película de Walter Selles sobre el viaje del Che y Alberto Granados por América del Sur en el año 1952: Diarios de motocicleta.

La película esta muy bien y yo, que al principio había rechazado la idea de verla por pensar que sería más de lo mismo (un cubano de mi edad se ha alimentado de las historias del Che Guevara tanto o mas que un católico seminarista lo ha hecho con Cristo), he tenido que sacarme el sombrero y reconocer que el arte y el teque son extremos opuestos y cuando hay talento solo hay que sentarse y esperar el resultado.

Lo otro que hay que reconocer es que el Che era un tipo del carajo. Los dos (él y el Alberto Granados) vivieron las mismas experiencias y sin embargo el impacto sobre la personalidad de cada uno fue muy distinto.

La mayoría de nosotros como Alberto Granados, nos hubiéramos indignado con las injusticias de este mundo nuestro, y hubiéramos soñado con cambiarlo. Pero al otro día al despertar y ver que la vida sigue y es muy corta y que algunos sueños que ya teníamos son mas factibles que el gran sueño de una América justa o un mundo mejor, pues todo cambia. Y seguiremos estando del mismo lado, pero hay que vivir señores.

El Che no. El Che es otra cosa. Y no interpreto su vida como “un canto al sacrificio” (como los autores de los teques), sino como un tipo que veía cualquier cosa posible y que al levantarse al otro día, echó a un lado los pequeños sueños de la familia-casa-buen trabajo y se quedó con el grande, con el del mundo mejor, con el del hombre nuevo.

Repito que en mi opinión no hay sacrificio en este tema, él escogió un sueño entre muchos otros posibles, un sueño que a nosotros nos queda grande (enorme!!!) pero que parecía estar hecho a la medida para un tipo como él.

Yo vi esta película hace ya bastante tiempo. Casualmente fui al pre-estreno en Madrid. La película me impacto, coincido contigo que es arte, y también que no tiene nada que ver con el teque –ese sí, el bla bla bla que yo le llamo la “piroflautica”.

Me llamo mucho la atención la manera de interpretarlo que tienes. De hecho sintetiza todo el enredo que yo tenía hasta hoy en la cabeza sobre el tema. Yo también soy como Alberto Granados. ¡Que mierda!

Yo también he visto la película, cuatro veces ya, y es que cada vez que la veo me gusta más. Muestra a un Ernesto joven; lleno de dudas, de proyectos y sueños; que, a medida que va experimentando y conociendo más a fondo la vida en Latinoamérica, va comprendiédolo todo y encontrando un sentido por lo que vivir: liberar a todos los latinoamericanos.
Como bien dices, hay dos tipos de personas: los "Che-s" o los "Alberto Granados", y la mayoría son Albertos. ¿Qué soy yo? No lo sé, solo sé que cuando veo la película se me ponen los pelos de punta, todavía me queda mucho que saber, pero, quizás gracias a "diarios de motocicleta" sé que algún día seré portavoz de la gente, en una sociedad pequeña o en una grande,qué mas da... pero es que en este mundo queda mucho por lo que luchar, la balanza de la justicia se cae, no hay equilibrio, y ya sabemos todos en qué lado hay más peso.
De momento, intentemos todos mirar a nuestro alrededor, en nuestra ciudad, pueblo, barrio, calle, o incluso sólamente en nuestra casa, pero miremos, hagamos algo por mejorarlo, por intentar hacer felices a los que nos rodean, la Iglesia Católica tendrá muchos fallos, pero en lo que sí tiene razón es en esto que dice hace ya más de 2000 años, en esto que por primera vez dijo Jesús: "da sin recibir a cambio". Eso debería ser la base de la sociedad, la base de nuestra vida. Muchos no lo entienden, seguramente porque no lo quieren entender...
El caso es que Ernesto Guevara de la Serna, fue un ejemplo de eso que nos acompaña a todos los jóvenes y que la mayoría de las veces no lo sacamos ni nos damos cuenta que está ahí: fuerza y valor. Que luego, más tarde, sus métodos fueran acertados o no, en eso ya no me meto... Yo apoyo el diálogo y nada más.

Increible! lo digo y lo repito porque no hay nada mas poderoso que la prensa, ase de una basofia un heroe yo tenia 13 años cuando la desgracia esa de la famosa Revolucion llego a mi pais Cuba con el Chacal de la Cabaña "El Che" aseseino a una cantidad de cubanos sin ninguna oportunidad de ir a un juicio,hasta en una ocacion en su oficina le disparo a la cabeza a un detenido y le dijo a los que estaban presente en caso de dudas que uds. dicen que no se a encontrado prubas de culpabilidad
es preferible matarlo.
Es ese el famoso Heroe del que ud. hablan el de los hideales de higualdad para la humanidad lo siento pero esos que el mato a sangre fria en mi Patria no se merecian ese destino como creo que no se lo merecen los de ninguna otra parte.
Gracias a Dios ya le pasaron la cuenta !El que a yerro mata a yerro merece Morir

Those replica handbag material have become more and more famous in the world. Now, Louis Vuitton bags are regarded as status symbol in the society. As a high luxury brand, Louis Vuitton attaches great importance to the quality of louis vuitton material and designs. If you choose some bags which are too luxurious or too mature, you may lose yourself.

Burberry Outlet Store Online
Handbags Outlet Store Online


www.burberry-outlets.org
www.prada-outlet.org

Publicar un comentario

Acerca de mi

Yo:el cubano de la isla
De:La Habana, Cuba
Soy:un tipo común que mira y mira y cada vez entiende menos

 

Ya Cortazar lo contó una vez de esta forma...


La primera vez que vio la isla, Marini estaba cortésmente inclinado sobre los asientos de la izquierda, ajustando la mesa de plástico antes de instalar la bandeja del almuerzo... Una isla rocosa y desierta, aunque la mancha plomiza cerca de la playa del norte podí­a ser una casa, quizás un grupo de casas primitivas. Empezó a abrir la lata de jugo, y al enderezarse la isla se borró de la ventanilla; no quedó más que el mar, un verde horizonte interminable. Miró su reloj pulsera sin saber por qué; era exactamente mediodía.